Alcohol etílico para licores

El alcohol etílico o etanol se utiliza mucho en la aplicación de bebidas licoreras, dándole sabor y aroma. La calidad del licor se basa en la dependencia directa del porcentaje de alcohol  que se dispone.

Por lo general el alcohol etílico, es utilizado para licores como vodka, ron, whisky, aguardiente o distintos vinos para darle un equilibrio o control del grado alcohólico juntos a otros ingredientes.

Qué es el alcohol etílico

En un líquido incoloro e inflamable con un fuerte olor  que se crea por la obtención de la destilación de productos fermentados o azucarados.  Su formula química  es C2H5OH, y  es el componente más importante de los productos de licores. Una muestra es el vino que contiene  como media un 15 por ciento de alcohol etílico.

Importancia del alcohol etílico en los licores

El ingrediente o componente principal de los licores es el ácido etílico, puesto a que actúa en el proceso de fermentación, el cual hace una transformación de los azucares y carbohidratos tratado en los distintos tipos de levadura.

Cuando la levadura deja de actuar, se termina el proceso de fermentación. Así mismo es como se fabrican productos de licor como cerveza y vino, que por lo general tienen un porcentaje del 14 por ciento de concentración de alcohol etílico.

Otros licores como el vodka, ginebra o whisky tienen un mayor concentrado de alcohol etílico, que comúnmente se encuentran en un rango del 40 al 60 %, siendo procesados por el método de la destilación.

Esta función de destilación consiste en extraer otras fracciones de licor que benefician un sabor diferente a las bebidas. Cabe acotar que un trabajo erróneo de destilación podría desencadenar la presencia del metanol, el cual es una sustancia adversa  que puede provocar ceguera en nuestros ojos si se consume.

Nuestro organismo digiere alcohol etílico  a través del hígado, ocasionando  una transformación de principio de etanol, y luego otra enzima lo vuelve a transformar a ácido etanoico.

La enzima de hígado (ADH), habitualmente es más abundante en los hombres que en las mujeres, y algunas razas como la japonesa, son reducidas, debido a que soportan el alcohol de peor manera.  Es muy difícil eliminar el alcohol etílico en nuestro organismo, además  reducidas cantidades produce un efecto estimulante, pero en grandes cantidades induce una pérdida de control.

Debemos tener en cuenta que un consumo excesivo de alcohol etílico en los licores puede provocar una adicción, causando daños graves  en los organismos de nuestro cuerpo.

El alcohol etílico no se usa solo en productos de licores, también puede ser utilizado varios sectores de la industria, como el petrolero, petroquímico, farmacéutica y cosmética.

Rate this post
Publicado el Categorías Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *